Cómo reaccionar ante los diferentes clientes directos