Una buena manera de ahorrar dinero en la edición es gastar más en la traducción y contratar a un traductor más caro en el que podamos confiar y que realmente haga un trabajo exhaustivo de autoedición. Sé que esto es una bomba, más cuando todas las empresas «ofrecen» (no muchas lo cumplen) una revisión independiente. […]

Leer más →